Hechizos para conseguir trabajo

Los hechizos para el trabajo son aquellos que nos permiten mejorar nuestra situación laboral, ya sea ayudándonos a conseguir trabajo, resolver problemas laborales, facilitarnos un ascenso o conseguirnos un aumento de sueldo. Los hechizos para el trabajo suelen pertenecer a la magia blanca, si bien debido a su naturaleza algunos se engloban en la denominada magia negra, como aquellos que buscan dañar a un posible competidor, o hacer desaparecer a una persona molesta. En este artículo nos centraremos en los primeros, que permiten mejorar la situación de quien los realiza sin perjudicar a otras personas y además son más seguros y sencillos de realizar.

Los hechizos de trabajo vienen realizándose literalmente desde hace siglos y son tan antiguos como el propio concepto de trabajo. El ejemplo más popular de la antigüedad eran los denominados rituales de fertilidad, que invocaban a entidades superiores para lograr que el trabajo de la cosecha o la caza resultase fructífero. Con la urbanización del ser humano y el establecimiento de las primeras ciudades, empezaron a surgir los trabajos especializados y la concepción moderna de trabajo como actividad separada del ocio. Ya en la antigua Mesopotamia se encuentran hechizos y conjuros para el trabajo, que apelaban a deidades distintas según la profesión de quienes los realizaban, de forma parecida a los patronazgos de los santos del Cristianismo. En este artículo vamos a mostrar diferentes hechizos para el trabajo para las distintas situaciones en las que pueden ser necesarios. El primer ejemplo es un poderoso hechizo para conseguir trabajo, seguido de un hechizo para resolver problemas laborales y finalmente un hechizo para mejorar nuestra posición laboral en estatus y en salario.

Hechizo para conseguir trabajo

Para este hechizo necesitamos los siguientes elementos:
  • Una vela verde lo suficientemente grande para poder grabar letras en ella
  • Un cuchillo afilado o con punta
  • Un tazón de leche y un mendrugo o trozo de pan
Los pasos para realizar este hechizo son los siguientes:
  1. Tomamos la vela y escribimos en ella el puesto de trabajo que nos gustaría conseguir. Puede tratarse de un puesto en concreto, un título laboral o el nombre de una empresa en la que queremos que nos contraten. En caso de no estar seguros de que puesto de trabajo queremos puede escribirse simplemente “un buen puesto de trabajo”, pero el hechizo es más efectivo cuando se tiene una idea del trabajo que se desea. 
  2. Posamos la vela frente a una venta y esperaremos hasta el siguiente domingo, treinta minutos después de que el sol se haya ocultado completamente. Entonces encenderemos la vela.
  3. Dejamos el vaso de leche y el mendrugo de pan cada uno a un lado de la vela a modo de ofrenda.
  4. Dejamos pasar toda la noche o hasta que la vela se consuma completamente (lo que pase antes). Es importante realizar el hechizo en domingo y en el momento descrito, poco después de la puesta del sol.
Hechizos para el trabajo

Este hechizo para conseguir trabajo surte efecto poco después de que se consuma la vela, por lo que es importante que se realice en un momento en el que se tenga disponibilidad de comenzar a trabajar.

Hechizo para resolver problemas en el trabajo

Este no se trata de un hechizo para conseguir trabajo, si no que está indicado para aquellas personas que ya poseen uno. Para muchas personas el trabajo es una fuente de estrés debido a problemas y conflictos con otras personas. Con este hechizo los problemas laborales se desanudarán y resolverán, y además nos dará la fuerza necesaria para afrontarlos.

Los elementos de este hechizo son los siguientes:
  • Una piedra de cuarzo blanco
  • Un bolígrafo de tinta permanente
  • Un saquito de tela o un calcetín
Para realizar este hechizo para el trabajo se deben seguir los siguientes pasos:
  1. Con el bolígrafo de tinta permanente pintamos un pequeño círculo en la superficie del cristal de cuarzo. Sólo debemos pintar el contorno del círculo ya que es importante que el interior del círculo quede sin pintar.
  2. Con el mismo bolígrafo pintaremos un pequeño lunar en el puesto de trabajo de la persona con la que tenemos problemas. El lunar debe ser aproximadamente del tamaño del interior del círculo dibujado en nuestro cuarzo. En trabajos de oficina el sitio más indicado para pintar este punto es el escritorio o la silla de oficina de la persona problemática. Si la persona no tiene un puesto fijo puede tratar de pintarse en su propia ropa, en cuyo caso el hechizo solo será efectivo cuando la lleve puesta.
  3. Llevaremos la piedra de cuarzo en nuestro bolso o bolsillo siempre con nosotros, de forma que el círculo dibujado en ella nos proteja con el poder del cuarzo de la persona conflictiva. En caso de tener problemas con un grupo de personas en el trabajo debe realizarse el conjuro sobre la persona que los lidera o aquella que resulte más problemática. También puede repetirse con distintas piedras para las distintas personas. 
Hechizo para mejorar la situación en el trabajo

Este hechizo es recomendable para los casos en que no necesitamos conseguir trabajo si no que queremos mejorar nuestra situación en él, mejorando nuestra posición y salario y ayudándonos a cumplir con nuestras tareas laborales.

Para este hechizo necesitaremos:
  • Una vela verde (el verde representa la prosperidad y el florecimiento)
  • Viruta o papel de oro
  • Virutas de madera o serrín
Realizaremos el hechizo de la siguiente forma: 
  1. Posamos la vela en un plato en una mesa o altar en nuestra casa
  2. Colocamos las virutas de madera y oro en su base
  3. Esperamos a la medianoche del domingo al lunes.
  4. Encendemos la vela diciendo las siguientes palabras:  

    • "Fuerzas de la luz y la pureza,
      Prestarme la capacidad de inspirar,
      Para comandar, para crear y entender.
      Mío sea éxito, mía la victoria,
      En nombre de tu poder.
      Que así sea"

  5. Dejamos que se consuma completamente la vela.
Con estos hechizos para el trabajo conseguiremos solucionar la gran mayoría de problemas laborales que nos afectan. Es imprescindible realizar estos hechizos de la manera indicada ya que de lo contrario podrían no resultar efectivos. Los efectos de estos hechizos son visibles inmediatamente desde su realización.

Existen otros hechizos para el trabajo basados en magia negra. Estos hechizos puede resultar más poderosos pero también son más complicados de realizar correctamente, y más arriesgados en caso de emplearse de manera equivocada. Generalmente, estos hechizos solo pueden encontrarse en manuales mágicos específicos e los que se cubre en detalle su realización. Este tipo de magia puede encontrarse en tomos como mi Libro de Hechizos Reales y Efectivos o en publicaciones antiguas de magia negra.

Oraciones de amor

Las oraciones de amor son peticiones mágicas en las que se busca lograr el amor de una persona determinada. Las oraciones de amor pueden realizarse como parte de un amarre de amor o de forma individual. El poder de algunas de las oraciones de amor que os muestro adelante es tal que suele parecer milagroso. Es necesario realizarlas siguiendo paso a paso las indicaciones que os muestro. Las oraciones de amor pueden emplearse hacia una persona en concreto o en general para conseguir amor en nuestra vida.

Distintas variedades de oraciones de amor vienen realizándose desde hace milenios. Los ejemplos más antiguos que se conservan pertenecen a la cultura Sumeria del sur de Mesopotamia, donde se han hallado fragmentos de oraciones de amor en tablillas de barro en escritura cuneiforme. Sin embargo, es posible decir con total seguridad que este tipo de oraciones se venía realizando desde antes del descubrimiento de la escritura y que el hecho de que no se conserven oraciones de amor más antiguas se debe a que la escritura aún no había sido desarrollada y la tradición oral no ha sido capaz de mantenerlas durante los milenios transcurridos. Ejemplos de oraciones de amor se encuentran también en las tradiciones mágicas del antiguo Egipcio y Grecia, en la magia tibetana y en la tradición mágica del shinto japonés, donde las intercesiones a la diosa Amaterasu son habituales en amantes no correspondidos.

El poder de la oración de amor depende del poder de la entidad mágica a la que le rogaremos su intercesión por nosotros. Entidades mágicas superiores ofrecen resultados más poderosos, si bien requieren de oraciones de amor más intensas que beban de tradiciones mágicas ancestrales. La acción de entidades mágicas inferiores suele ser más sencilla de lograr, si bien pueden ser solo efectivas para aquellos casos más sencillos, en los que la persona a la que se quiere enamorar tiene una voluntad más susceptible. Los ejemplos de oraciones que aquí os mostramos son los más poderosos con los que se cuenta en la actualidad y que han sido rescatados de las tradiciones mágicas milenarias. 

Oraciones de amor
 Oraciones de amor

Las oraciones de amor deben realizarse en solitario. En caso de querer conseguir el amor de un hombre, el momento más adecuado es la medianoche y deben realizarse cuando hay Luna llena. En el caso de querer enamorar a una mujer, la oración de amor debe realizarse a medio día cuando la fase lunar corresponda a la Luna nueva. Esto se debe a que las oraciones de amor buscan la acción mágica de entidades femeninas o masculinas según la persona que se desea enamorar. En el caso de los hombres, la luna representa la deidad de la feminidad que se busca que actúe por nosotros, mientras que el Sol representa la voluntad actual del ser amado que se desea cambiar, por lo que la oración de amor ha de realizarse cuando el poder de la Luna es mayor y el del Sol es menor. De manera inversa, a la hora de enamorar a una mujer se busca que el poder del Sol sea lo mayor posible al de la Luna. A parte de esto, los rituales de amor hacia un hombre son más efectivos en invierno, cuando la Luna está más alta en el cielo nocturno y el Sol está más bajo durante el día. Por el contrario, a oración de amor para enamorar a una mujer será más efectiva durante el verano, ya que la Luna por las noches está más baja, mientras que el Sol recorre el cielo en su zénit.

La realización de la oración de amor debe llevarse a cabo en una habitación solitaria con una ventana exterior, que a ser posible de hacia el Este, ya que está es la dirección por la que nacen tanto el sol como la luna. Orientada hacia el Este, la persona que realiza la oración ha de postrarse de rodillas para mostrar su sumisión a la entidad mágica a la que se quiere rogar su acción. La persona debe poner sus manos una contra a la otra, tocándose en las palmas y apuntando con los dedos hacia arriba. Entonces deben cerrarse los ojos y repetirse la oración de amor en voz alta y clara, pero sin gritar. La oración debe haberse memorizado. Si la oración se realiza mirando el texto en un papel o en una pantalla no tendrá ninguna validez y podríamos enemistar a la entidad mágica de la que queremos su ayuda. Este punto es imprescindible y en muchos sitios se olvida mencionarlo. Si no queréis memorizar la oración de amor es mejor que no realicéis el ritual en absoluto antes que realizarlo leyendo el texto. Si no sois capaces de memorizar una oración para conseguir a la persona amada es sencillamente porque no la deseáis lo suficiente y por tanto no la merecéis. Ninguna entidad mágica os ayudará en ese caso.

A continuación os presento dos oraciones. La primera debe emplearse en el caso de que se desea conseguir el amor de una persona en concreto. Está oración busca inculcar sentimientos de amor en esa persona hacia quien realiza el hechizo. La oración ha de realizarse siguiendo las recomendaciones anteriores, teniendo en cuenta la hora del día y la fase lunar dependiendo del sexo de la persona origen de la oración. 

Querido Dios.
Te ruego con toda humildad y desde el dolor que ataca mi corazón que intercedas por mí. 
Te ruego con toda humildad y desde el dolor que ataca mi corazón que consigas que me ame. 
Te ruego con toda humildad y desde el dolor que ataca mi corazón que me entregues su corazón. 
 Te ruego con toda humildad y desde el dolor que ataca mi corazón que nos unas para siempre. 
Querido Dios. 
Amen.
La segunda oración es para el caso de que se desee conseguir amor en nuestras vidas, encontrando a la persona de la que nos enamoraremos y que nos amará para siempre. Igualmente, en este caso es imprescindible seguir las recomendaciones que os he expuesto anteriormente.

Querido Dios. 
Esencia Amorosa de todo lo que hay. Por favor, llena mi corazón de tu presencia sagrada. 
Esencia Amorosa de todo lo que hay. Por favor, llena de amor mi copa vacía. 
Esencia Amorosa de todo lo que hay. Por favor, llena de amor mis noches solitarias. 
Esencia Amorosa de todo lo que hay. Por favor, llena de abrazos mi cuerpo desnudo. 
Esencia Amorosa de todo lo que hay. Por favor, llena de amor mi alma que flaquea. 
Que el amor que traigas sea puro, como el que tu ofreces a los hombres. 
Querido Dios. 
Amen.

La oración de amor ha de repetirse una única vez. Una vez concluida se debe permanecer en la misma posición durante algunos minutos, dejando que la paz del amor alcance nuestro corazón. Una vez concluida la reflexión haremos una reverencia y tras abrir los ojos, nos pondremos en pie, concluyendo la oración de amor.

Referencias

Hechizos para adelgazar

Los hechizos para adelgazar son aquellos que facilitan perder peso a las personas objeto de ellos. Los hechizos para adelgazar pueden ser realizados por la persona que quiere perder peso, por un especialista o por un tercero. Aquí os voy a mostrar dos hechizos para adelgazar indicados para dos casos distintos: el primer caso es para aquellas personas que han ganado peso por cualquier motivo y quieren hacer uso del poder del hechizo recuperar su aspecto anterior y el segundo caso es para aquellas personas que quieren comenzar una vida más saludable evitando los kilos de más, peso no tienen un ejemplo propio definido de la figura que quieren conseguir con el hechizo.

Al igual que otros tipos de conjuros para mejor el aspecto y la salud, los hechizos para adelgazar vienen realizándose desde hace siglos en numerosas culuras de avanzada tradicón mágica. Se han encontrado tumbas en antiguos poblados mayas en las que los cuerpos mostraban signos de haber experimentado un adelgazamiento a una velocidad que la ciencia ha sido incapaz de explicar. Los hechizos para adelgazar están presentes en otras tradiciones mágicas como la egipcia, en la que se englobaban en los distintos rituales de culto al cuerpo o la cultura del pueblo perdido de los Tocarios, en Asia central. 

Los hechizos para adelgazar resultan algo más sencillos de realizar cuando se cuenta con una referencia clara de a que estado de peso se quiere llegar. La forma más efectiva es haber tenido ese peso anteriormente y contar con una fotografía o una prenda íntima de esa época. En este caso puede realizarse el primer hechizo que os presentaré. En caso contrario puede realizarse otro hechizo distinto que requiere la invocación de entidades mágicas más poderosas y la participación de la persona que la realiza durante un período de tiempo más prolongado. El primer hechizo que os presentaré suele ofrecer resultados de forma más rápida, visibles desde el primer ciclo lunar tras su realización, mientras que el segundo puede requerir varios ciclos lunares antes de surtir efecto. Ambos hechizos pueden realizarse a la vez, complementando sus efectos.

Para la realización del primer hechizo de adelgazamiento se requiere una serie de elementos mágicos. En este hechizo el objetivo es recuperar la forma física pérdida, regresando al peso de un momento distinto de nuestras vidas. Para ello, es necesario contar con una fotografía de la persona objeto del hechizo en el momento en que tenía el aspecto que se desea recuperar. Puede emplearse todo tipo de fotografías, pero son más efectivas aquellas en que la persona este sola, se aprece el cuerpo completo o la mayor parte de él y en que haya mayor superficie de piel expuesta. Las fotos más efectivas son por ejemplo aquellas tomadas en un día de playa o en la piscina. Si no se cuenta con una fotografía también puede empelarse una prenda usada por la persona en el momento en que tenía el peso deseado. Es más recomendable el uso de prendas ceñidas, o ropa intima, que prendas holgadas o poco definidas. Se trata de elegir prendas que una persona de mayor volumen no sea capaz de vestir. EL siguiente elemento imprescindible es una vela de cera clara de tamaño mediano (aproximadamente del tamaño de un vaso). Es conveniente evitar ceras de colores más oscuros, ya que el objeto de la vela es que su cera represente la grasa humana, que es de color amarillento a blanquecino, y que al quemarse involucre la acción mágica en la quema de grasas en el hechizo para adelgazar.

Finalmente se requieren dos elementos para facilitar el contacto espiritual. En el caso de los hechizos para adelgazar estos elementos son el incienso y la rosa, cada uno de los cuales tiene un significado simbólico de importancia en el funcionamiento del hechizo. El incienso representa la acción de las entidades llamadas a ayudarnos mediante el hechizo, invitando a que actúen en nuestra ayuda. La rosa refleja la belleza y la salud que se desean alcanzar tras el hechizo y que han motivado a su realización. El incienso puede adquirirse en granos o en rama, mientras que la rosa debe ser una rosa fresca y natural, tan recientemente cortada como sea posible. Pueden emplearse rosas de todos los colores, si bien las rosas rojas se consideran más poderosas para la preparación de hechizos.



Para la preparación del primer hechizo para adelgazar se sitúa la fotografía cara arriba en un plato llano a mesa y sobre ella se sitúa la vela, el incienso y los pétalos de rosa. Se enciende la vela y tomando su llama se prende el incienso. Es de gran importancia utilizar la llama de la vela para prender el incienso. Una vez prendido, el incienso se deja en el propio plato, de forma que sus humos se eleven hacia la llama de la vela. A continuación, la persona que realiza el hechizo para adelgazar debe cerrar los ojos con la cara orientada a la vela y las manos posadas sobre la mesa o el altar en el que se está realizando el hechizo. Con los ojos cerrados, el conjurador debe concentrarse en la escasa luz que consigue atravesar los párpados. Una vez se aprecie la luz, y sin abrir los ojos, debe repetirse tres veces con voz clara pero sin gritar la siguiente frase: “ayúdame, por favor, a lograr mis objetivos”. Es imprescindible no abrir los ojos para no perturbar a las entidades que acudan a nuestro conjuro. Si sentimos que una entidad acude a nosotros, esperaremos unos minutos antes de volver a abrir los ojos. Las entidades suelen sentirse como presencias poderosas que permanecen cerca de nosotros y pueden venir acompañadas de ráfagas de frío o calor según su naturaleza. Dependiendo del poder de la entidad que nos apoye, los hechizos para adelgazar resultan más o menos efectivos.
En la segunda variedad del hechizo para adelgazar, la foto debe reemplazarse por una carta. En esta carta deben exponerse los motivos por los que se desea adelgazar, tratando de ser lo más sincero posible con uno mismo y con las entidades a las que pedimos ayuda. Es conveniente meditar los motivos para asegurarnos de que estamos llegando a la raíz de nuestras motivaciones. Cuanto más poderosa sea la carta más efectivo resultará el hechizo.

El resto de elementos son comunes al primer hechizo presentado: una vela mediana, una rosa natural fresca, e incienso. Se realiza el ritual anteriormente descrito pero bajo la vela debe emplazarse la carta en vez de una fotografía. Igualmente, si se siente la acudida de una presencia a nuestra llamada es necesario permanecer unos minutos con los ojos cerrados para mostrar nuestro respeto y agradecer su actuación.

En ambos casos, la vela debe dejarse encendida hasta que se consuma por sí misma. Una vez se apague, la longitud de la vela consumida nos indicará en qué medida ha resultado efectivo el hechizo. Si la vela se consume por completo, significará que conseguiremos perder todo el peso propuesto, mientras que si se consume la mitad de la vela, el hechizo nos garantizará adelgazar la mitad de ese objetivo.

Como en otros tipos de magia, los hechizos para adelgazar nunca deben realizarse a la ligera. Si una persona que realiza un hechizo exigiendo la ayuda para lograr sus objetivos se dedica a cometer excesos posteriormente (como comer sin parar) podría llegar a hacer enfadar a las entidades invocadas, que podrían decidir emplear su poder para revertir los efectos del hechizo y no solo no ayudar a perder peso, si no hacer engordar aún más a la persona que lo realizó. Muchas entidades mágicas toman orgullo en su poder y no dudan en castigar a aquellos que consideran tratan de hacer un mal uso de él. El conjurador debe mostrar en todo momento respeto a las entidades invocadas y mostrar en los siguientes días su disposición a hacer todo lo que esté en su mano para la consecución del objetivo. Esto no solo se aplica a los hechizos para adelgazar, si no que es una regla fundamental en cualquier tipo de magia, independientemente de la tradición o las entidades invocadas.

Cómo amarrar a un hombre

Muchas de nuestras lectoras femeninas me ha realizado la misma pregunta: ¿cómo amarrar a un hombre? Es habitual que en estos casos, hayan probado ya varios tipos de amare y aún así no hayan conseguido los resultados que deseaban, así que he decidido escribir un artículo pormenorizando paso a paso como amarrar a un hombre, qué hay que hacer exactamente, qué pasos pueden fallar y que elementos son imprescindibles para garantizar el éxito del amarre.

A la hora de describir cómo amarrar a un hombre resulta de vital importancia conocer los atributos de la persona objeto del amarre y la relación de ésta con quien realiza el conjuro. Tengo que dejar claro desde un principio que es imposible realizar un amarre exitoso a una persona a la que no se conoce en la vida real. Si no, ¡el mundo estaría lleno de celebridades enamoradas de completos desconocidos! En caso de no tener ningún tipo de vínculo con la persona deseada es necesario realizar primer un hechizo de acercamiento, que facilite la oportunidad inicial para conocerse. 

Una vez aclarado esto, para saber cómo amarrar a un hombre necesitamos saber qué elementos están más vinculados con la esencia de esa persona. Esta es posiblemente la parte más importante y la que va a decidir el éxito o fracaso del amarre. Es necesario contar con un elemento físico, palpable, que contenga la esencia de la persona. La forma más sencilla de conseguir ese elemento puede ser una pieza escrita, una prenda, un trozo de cabello o una fotografía, pero eso no significa que sea la forma más efectiva. Elementos más personales y ligados a la esencia de la relación son más efectivos. Por ejemplo, una carta personal escrita a mano por la persona objeto del amarre es más efectiva que la firma de un recibo de la compra, una prenda íntima es más efectiva que una gorra, una fotografía de un momento personal es más efectiva que aquella de unas vacaciones en la playa. Sin embargo, los elementos más efectivos son aquellos relacionados con la sexualidad del hombre objeto del amarre. Ante la pregunta de cómo amarrar a un hombre, muchos manuales de brujería sugieren utilizar un pañuelo que contenga la semilla del hombre deseado, una prenda empleada por él mientras realizaba el acto sexual o una atadura con la que se le ató durante el sexo. Este tipo de elementos consiguen que el amarre sea absolutamente efectivo y que la persona objeto de él quede completamente adicta a quien lo realiza. Si embargo en muchas ocasiones son imposibles de conseguir o de garantizar su pertenencia a la persona deseada.
Como amarrar a un hombre

Una vez que se cuenta con este elemento de esencia, el siguiente paso para amarrar a un hombre es realizar un pequeño ritual de amarre en torno a dicho objeto. Para la realización del conjuro, se necesita un fragmento de cuerda, cordón, hilo o un cinturón o correa si se trata de un objeto mayor. No pueden emplearse gomas elásticas, cintas o cinta americana. El objeto personal se rodeará con el elemento de amarre y guardará durante al menos un mes lunar (cuatro emanas) junto a la ropa interior de la persona que realiza el conjuro. El objetivo de dejar pasar este período de tiempo es establecer un contacto entre las esencias de ambas personas. Si el objeto empleado ya contiene la esencia de la relación, es posible saltar este paso, si bien no es recomendable. No es posible ni recomendable realizar el amarre antes de haber dejado pasar el tiempo requerido ya que de hacerlo el amare no sólo podría resultar inefectivo, si no que podría hacer imposible responder a la pregunta acerca de como amarrar a un hombre.

Pasado este tiempo se toma el objeto y, todavía atado, se introduce en una bolsa de tela o en un calcetín, dependiendo de su tamaño. En ningún caso pueden emplearse bolsas de plástico o papel. A la hora de amarrar a un hombre, es esencial emplear los elementos tal y como son descritos aquí y no realizar cambios que podrían poner en peligro el resultado del amarre. Una vez introducido el objeto, el siguiente paso es clave si queremos saber como amarrar a un hombre: posaremos la bolsa en el suelo y nos arrodillaremos frente a ella. Cerrando los ojos, bajaremos el cuerpo hacia ella, manteniendo las manos en nuestro pecho. En ningún momento posaremos las manos en el suelo. Es imprescindible cumplir este paso, las manos no deben tocar en ningún momento el suelo. Aún de rodillas, nos inclinaremos hacia la bolsa hasta alcanzarla con nuestros labios y la besaremos. Nos incorporaremos y repetiremos la reverencia y el beso tres veces. Una vez completado, nos ponemos en pie, recogemos la bolsa y la guardamos cerca del lugar de la casa donde guardemos la ropa íntima, junto a los objetos personales más importantes de la persona sobre la cual se quiere realizar el amarre.

Como amarrar a un hombre

En este punto el amarre ya está realizado. Los efectos sobre como amarrar a un hombre suelen aparecer entre unos días y un ciclo lunar después de realizar el conjuro, dependiendo de la fuerza del objeto de esencia empleado. Un punto que se olvida mencionar en muchos amarres es cómo proseguir una vez que el conjuro a hecho efecto. En primer lugar es imprescindible conservar la bolsa con el objeto de esencia junto a nuestras prendas al menos cuatro semanas. El objeto no debe moverse en ningún momento y es preferible que no sea descubierto. En segundo lugar es recomendable buscar situaciones que nos pongan en contacto con el hombre al que queremos saber como amarrar. El efecto del amarre se potencia cuando la persona que lo realiza está cerca de la persona que es su objetivo.

Una vez que los efectos del amare son evidentes, es recomendable agradecer su papel a las entidades que han intercedido por nosotros para su funcionamiento. Un ritual de agradecimiento recomendable es recoger la bolsa del amarre tras las cuatro semanas, posarla en el suelo y repetir el ritual de postración, repitiendo la palabra “gracias” después de cada beso. De esa forma nos aseguraremos de mantener el favor mágico en caso de necesitarlo en otra ocasión futura.

Pociones de amor

Las pociones de amor son compuestos de distintos componentes mágicos que ofrecen propiedades de afectación emocional duradera sobre las personas que las emplean. Las pociones de amor se dividen en diversos tipos, según su método tipo de actuación. Entre estos tipos se incluyen las pociones de consumo y de aplicación, ambas de las cuales se dividen a su vez en pociones de amor de uso mutuo, directo o diferido.

Las pociones de amor vienen utilizándose desde hace milenios por variedad de culturas, especialmente aquellas con una mayor tradición y sabiduría mágica. Entre las culturas que han hecho un uso de este tipo de pociones se incluyen los sumerios, los egipcios, los babilonios, los persas, las dinastías chinas, los tamiles de la india, los mayas y los celtas.

El uso de pociones de amor en general no descarta el uso de otro tipo de rituales mágicos como amarres de amor, o diversos hechizos de dominación. En ocasiones las pociones de amor pueden formar parte de estos rituales, pero en otros casos pueden contradecir con estos y tener efectos indeseados. Las pociones de amor más poderosas son aquellas que se emplean conjunta y voluntariamente por ambos miembros involucrados en la relación. En estos casos la única forma de romper sus efectos es con hechizos de separación

Pociones de amor

Los elementos clave de la mayoría de las pociones de amor son el jazmín, la vainilla y la rosa. El uso de estos tres elementos se remonta a hace milenios y se encuentra ya presente en la mayoría de las tradiciones ya descritas. Cada uno de los elementos ofrece distintas propiedades a la poción, pero es la combinación de ellos que ofrece los efectos irresistibles de las pociones de amor.

Cada uno de los distintos elementos de la poción de amor tiene distintos significados. Las propiedades de cada uno de ellos son complejas y dependen además del tipo de elemento, la temporada de recogida y el ciclo lunar de su uso, entre otros factores. Sin embargo, como vista general, sus efectos y propiedades pueden resumirse de la siguiente forma:
  • El jazmín posee un olor distintivo e intenso capaz de inducir euforia tanto en hombres como en mujeres. El jazmín simboliza los órganos sexuales masculinos, y es un elemento clave en las pociones de amor desde hace milenios. El jazmín está especialmente presente en las tradiciones mágicas y alquímicas del mundo árabe, persa, túrquico y del sur de Asia.
  • La rosa es uno de los símbolos más universales del amor. Las rosas pueden ser de multitud de colores, si bien para las pociones de amor se prefieren aquellas de todos rosas a granates. La forma de sus flores y suavidad de sus pétalos representa los órganos sexuales femeninos. Las rosas deben emplearse en su forma fresca, a ser posible recién cortadas. Para algunas pociones se emplean los capullos apunto de florecer. En ningún caso se deben emplear rosas secas o marchitas.
  • La vainilla con su olor intenso, penetrante y cálido representa la unión entre ambos sexos. Debido a sus propiedades relajantes y afrodisíacas han sido utilizadas desde hace milenios en remedios para incentivar el apetito sexual de los amantes. La vainilla es especialmente relevante en las tradiciones mágicas del Nuevo Mundo, como la de los mayas. Existen distintas variedades de pociones de amor, según que combinación de elementos emplean. Algunas añaden componentes adicionales como el arándano o el cardo, pero estas suelen limitarse a casos concretos como las pociones para que regrese o de dominación.

Las pociones de amor pueden emplearse bien mediante ingesta, generalmente en forma de infusión, o mediante la aplicación, en forma de pasta. A continuación os mostramos un ejemplo de preparación de cada una de ellas:

En el caso de la infusión, deben tomarse tres pétalos de rosa fresca, una cucharada de estracto de vainilla y tres estambres de jazmín. Se pone a hervir e contenido de dos vaso de agua y una vez hierba se añaden los elementos de la poción de amor. Se deja hervir hasta que la mitad del agua se haya evaporado (quede aproximadamente un vaso de agua). Entonces se retira del fuego y se deja enfriar.


Para el caso de querer usarse el ungüento como poción de amor, se debe dejar la infusión reducir hasta quedar sólo un culo de agua. En ese punto se deben añadir dos cucharadas de harina rallada de trigo y mezclar hasta que se forme una pasta. El siguiente punto es el de la administrador, dónde existen tres formas aplicables a las pociones de amor:
  • Mutuo: la poción de amor se administra a ambas personas de la pareja al mismo tiempo. Este es el modo más efectivo, especialmente si ambos miembros so conscientes de sus efectos. En otros casos, puede ofrecerse como una infusión normal o dar un masaje con el ungüento y esperar a sus efectos.
  • Directo: la poción de amor se administra únicamente a la persona que se desea enamorar. Este método es también efectivo, y es una alternativa viable al método mutuo.
  • Diferido: en este caos la poción de amor sólo se administra a la persona que la prepara. Esta es la variedad menos efectiva, pero puede resultar suficiente en casos en los que no hay demasiada distancia entre la realidad y la situación que se busca alcanzar.
Las pociones de amor deben realizarse siempre manteniendo el respeto a los elementos empleados y a aquellas entidades que se quiere que intercedan en su efectividad. Es recomendable realizarlas en la intimidad del domicilio, vistiendo rompas limpias y manteniendo nuestras manos limpias cuando manipulemos los alimentos. La poción no debe ser rechazada ni escupida, salvo que alguno de los elementos parezca estar en mal estado. Se debe evitar hacer muecas o expresiones de desagrado en caos de que su sabor resulte demasiado fuerte.

Si se realiza correctamente, el efecto de la poción de amor es casi inmediato, generalmente entre cinco y treinta minutos. En el caso de la ingesta mutua de la poción es preferible que ambas personas permanezcan juntas durante este tiempo. En caso de querer iniciarse una relación, es ese período de tiempo e el que resulta más indicado dar ese primer paso.

Hechizo para que regrese

¿Cuál es el mejor hechizo para que regrese? ¿Puedo conseguir que regrese arrepentido? Son muchas las personas que después de una ruptura buscan todo tipo de soluciones que les permitan recuperara a la persona amada. Las rupturas son procesos a menudo dolorosos e intensos, que provocan duraderos dolores en el corazón. Existen soluciones en el mundo de los hechizos que facilitan recuperar a la persona amada después de una de estas rupturas.

El primer paso imprescindible es descartar que la ruptura se produjese debido a un hechizo para separar infringido por otra persona. De ser ese el caso, un hechizo para que regrese podría no tener efecto o incluso tener un efecto negativo. En muchas ocasiones resulta difícil saber quien puede estar detrás del deterioro de la relación y puede llegar a tratarse de la persona menos esperadas. Existen formas de averiguar si hay se ha realizado un hechizo de separación, la más habitual siendo la técnica del pañuelo descrita en los antiguos manuales mágicos. Es posible adivinar si este es el caso analizando como se produjo el deterioro de la relación. ¿Hubo causas lógicas, que lo causaron o la persona amada cambió su forma de sentir de forma inexplicada? ¿El cambio fue repentino o progresivo? ¿Ha habido una tercera persona beneficiada por nuestra ruptura? 

Hechizo para que regrese

En el caso de sospechar de un hechizo de ruptura, es necesario encargarnos de él antes de llevar a cabo nuestro hechizo para que regrese. Para romper sus efectos, llevaremos a cabo una limpieza simétrica. Para esto necesitaremos agua limpia, incienso en grano o barra, papel y una toalla. Tomamos el papel y escribiremos en él el nombre de la persona amada con un bolígrafo de tinta de cualquier color excepto rojo. Con la pieza de papel envolveremos siete granos de incienso o siete fragmentos de una única barra de incienso (debe ser la misma barra) y lo arrugaremos formando una bola. A continuación se empapará el papel y se amasará hasta formar una pasta. Una vez conseguida, se envuelve en una toalla y se guarda en en lugar alto de la casa. Mientras se encuentre allí, ningún efecto de separación tendrá efecto.

A continuación podemos realizar nuestro hechizo para que regrese la persona amada. El elemento clave para que el hechizo para que regrese funciona es contar con un elemento que permita traer de vuelta la esencia de la unión que una vez existió. Este objeto puede ser un regalo especial, una tarjeta, una carta de amor, una joya, una prenda que se conserve de la persona amada u otro tipo de objetos que hayan tenido una importante carga simbólica en la relación. Cuanto más significativo sea el objeto, más efectivo será el hechizo para que regrese.

El objetivo de este objeto significativo es canalizar la energía de la una que una vez existió y recuperarla de nuevo mediante el hechizo para que regrese, para el cual necesitaremos además los siguientes componentes: un lápiz de madera o palea de madera, un bolígrafo y el objeto significativo. Tomaremos el lápiz o paleta y lo partiremos con nuestras manos. En caso de no tener fuerza deberemos tomar un lápiz o varilla más fina. Es imprescindible dividirlo sin usar más ayuda que nuestras manos o el hechizo para que regrese no funcionará. Una vez dividido, y no antes, escribiremos en cada una de las partes nuestro nombre y el de la persona amada. Repito la importancia de que este paso se realice después de romper el lápiz o barra de madera y no antes. De lo contrario el conjuro podría tener efectos nefastos.

Una vez tengamos las dos secciones con los nombres escritos, realizaremos el último paso del hechizo para que regrese. En primer lugar tomaremos ambas piezas y las recolocaremos la una junto a la otra, tratando de imitar la forma del lápiz o barra antes de romperlos. Tomaremos el objeto significativo y lo situaremos sobre el lápiz o barra reconstruido, a la altura de la división entre ambas partes. En este punto, situaremos cada una de nuestras manos a un extremo del lápiz pero sin tocarlo, y mirando al objeto significativo diremos con voz firme y segura, pero sin gritar, la palabra “Regresa”. Esperaremos cinco segundos y la repetiremos: “Regresa”. Finalmente, tras otros cinco segundos la repetiremos una última vez: “Regresa”.

En este punto el hechizo para que regrese está concluido, pero aún tenemos que realizar un último paso. Tomaremos una bolsa de tela o un calcetín e introduciremos ambas partes del lápiz o barra de madera (no importa si se dividen de nuevo una vez dentro del calcetín) y el objeto significativo y la cerraremos con un nudo. Mantendremos esta bolsa o calcetín en un lugar seguro de la casa hasta que la persona regrese. La bolsa no debe ser descubierta por nadie hasta haber conseguido el objetivo de que la persona amada regrese.

Si, una vez que el hechizo para que regrese haya funcionado, queremos deshacernos de la bolsita es necesario hacerlo de la forma correcta. Primero se sacará el objeto de su lugar seguro estando en completa soledad e intimidad. Tomando el objeto en las manos se llevará hacia la cara y se besará. Tras lo cual se dirá “Gracias”. Tras desatarlo se sacarán las dos partes del lápiz y el objeto significativo uno a uno, besándolos de nuevo una vez y agradeciendo su papel con la palabra “Gracias”. Una vez concluido este paso, se pueden retornar los objetos a su sitio original, desecharlos o guardarlos en un lugar seguro.

Los efectos de este hechizo son visibles a los pocos días, como máximo un ciclo lunar (cuatro semanas). Si el hechizo no tiene efecto tras este periodo no debe esperarse más ya que algo debe haber fallado. Puede ser necesario repetir el hechizo para que regrese asegurándose de seguir todos los pasos con propiedad o asegurarse de que no existe algún hechizo más poderoso asegurando que la persona se mantenga alejada de nosotros. En este caso se trataría de un caso de mayor dificultad que aquello que puede conseguirse sin ayuda de un profesional.

Vudú

El vudú, magia vudú o conjuros vudú es un tipo de magia practicada en variedad de pueblos de África Occidental. La magia vudú lleva siglos siendo desarrollada por los pueblos Ewe, Kabze, Mina y Fon, que abitan actualmente países como Ghana, Togo o Benin. La palabra vudú proviene del idioma Fon, en el que significa espíritu. El vudú se popularizó en Occidente de la mano de los esclavos que fueron llevados desde sus tierras ancestrales en el África Occidental a las plantaciones y minas del Nuevo Mundo. Es por esto, que el vudú hoy en día es más popular en países como Haití, República Dominicana, Cuba, Jamaica, Puerto Rico, Brasil o el sur de los Estados unidos, donde un mayor porcentaje de la población es de ascendencia africana.

Pese a que en Occidente se conocen principalmente los aspectos mágicos del vudú, el vudú es mucho más que esto. Se trata de una religión seguida por millones de personas, con una cosmología propia y mitos de creación. El vudú seguido por la diáspora africana en el Nuevo Mundo se diferencia del vudú africano en la mezcla de elementos provenientes de religiones europeas como el Cristianismo así como tradiciones nativas del continente americano y de los descendientes de pueblos africanos de otras regiones, como los pueblos congo del África Central.

Vudu

La cosmología vudú gira en torno al papel de los espíritus (vodun en lengua Fon) en la vida cotidiana, así como en la importancia de otros elementos de esencia mágica y celestial que dominan y controlan la vida en la Tierra, existiendo una organizada jerarquía entre estas entidades mágicas. Los vudús controlan todos los elementos del Mundo, desde las rocas y los árboles, a las personas y pueblos, etnias y naciones enteras. Los vudun, o espíritus del vudú son el centro de la vida espiritual e interceden a modo de intermediarios con entidades superiores. Este aspecto facilito la aparición de sincretismos entre el vudú y el catolicismo, al suponer un paralelismo entre el papel de los santos y vírgenes con el de los vodun. Los seguidores del vudú también dan gran importancia al papel de los antepasados, defendiendo que los espíritus de los fallecidos siguen entre los vivos.

El mito de creación del vudú defiende que el Universo fue creado por una deidad femenina llamada Mawu, quien dio a luz a siete hijos a cada cual dio poder para controlar un reino de la naturaleza. La divinidad Mawu e relaciona con la Luna, mientras que la principal divinidad masculina, llamada Lisa, e relaciona con el Sol. En otras tradiciones Lisa es conocido como Legba y se le representa con símbolos fálicos y sexuales. El más importante de los hijos de Mawu y Lisa es Dan, quien no tiene género o sexo, por lo que es capaz de crear el equilibrio que permite la existencia de paz y orden. Todos los objetos y seres de la creación son considerados divinos y reflejan el poder de las deidades que los crearon. De esta forma, las medicina tradicional vudú enfatiza el papel de los vodun en los distintos elementos curativos. Los talismanes vudú, denominados fetiches, suelen estar compuestos por partes disecadas de animales u objetos de la naturaleza.

En la religión vudú, los rituales mágicos suelen ser llevados a cabo por sacerdotisas que buscancontectar con la divinidad madre Mawu o con divinidades menores que puedan interceder para conseguir favores. En muchos pueblos de África Occidental, las sacerdotisas vudú realizan ceremonias como bodas y funerales y son una de las personas más importantes de sus comunidades. Las sacerdotisas vudú también forma parte en la toma de decisiones en todo tipo de aspectos que puedan afectar a la vida de la comunidad.

Vudu

 Los sacerdotisas y sacerdotes vudú son elegidos en algún punto de sus vidas por un oráculo, tras lo que se recluyen en un convento para aprender los secretos de la magia y la religión vudú. Los oráculos también designan quien desempeñará el papel de alto sacerdote o sacerdotisa, la máxima autoridad religiosa en la religión vudú.

Las variedades caribeñas del vudú están más centradas en los aspectos mágicos y especialmente en la magia sobre otras personas que el vudú africano, que en general no sigue este tipo de prácticas. Las variedades más populares son aquellas desarrolladas en las colonias francesas, como el vudú haitiano o el vudú de Luisiana. En estas variedades la deidad suprema es conocida como Bondye, del francés Bon Dieu (Buen Dios). Bondye no suele interceder por los hombres, por lo que para llegar a el, los sacerdotes vudú interceden a deidades menores llamadas Loa. Existe multitud de Loas, cada uno de ellos centrado en un aspecto de la realidad. Los sacerdotes vudú cultivan relaciones personales con cada uno de estos Loas, y según su grado de conexión son capaces de conseguir favores. Las sacerdotisas veneran a los Loa a través de la preparación de altares, el ofrecimiento de sacrificios y la presentación de bailes, música y ceremonias de posesión.

Los templos en el vudú haitiano son denominados Nounfour. Para la preparación de las misas, es necesario preparar los altares durante al menos dos días antes de cada servicio. La misa comienza con un a serie de cantos y oraciones a distintas divinidades africanas y cristianas, tras lo cual se van dedicando cantos a las distintas familias de divinidades vudú. Según la misa avanza, los participantes van siendo visitados por distintos espíritus en forma de posesiones y trances.

La devoción a cada Loa supone el seguimiento de una serie de “tabús” o reglas de comportamiento impuestas por cada uno de ellos. Distintos Loas pueden imponer distintos tabús, en ocasiones contradictorios entre ellos. El seguimiento de los tabús garantiza el beneficio de dicho Loa, si bien puede perjudicar la relación con otros espíritus. Es por eso que cada chamán vudú cultiva las relaciones con un número determinado de Loas de acuerdo a sus habilidades. La ruptura de los tabús puede desencadenar enfermedades, pobreza, muerte de familiares o la propia muerte. En ocasiones pueden ofrecerse sacrificios animales. A nivel individual, los practicantes de vudú suelen tener uno o varios altares dedicados a sus ancestros, así como a distintas divinidades y santos cristianos. El tipo de altar más sencillo consiste simplemente en una vela y un vaso transparente de agua y unas flores. En una casa de seguidores de vudú, es habitual que los únicos objetos religiosos a la vista sean rosarios y santuarios cristianos. Esto es debido a que, hasta tiempos recientes, las prácticas vudú han sido perseguidas, por lo que lo seguidores no tenían más remedio que ocultar los objetos identificativos de la religión.   

Referencias