Hechizo de buena suerte para el año nuevo

Apenas quedan dos días para abandonar este año y comenzar uno nuevo. El comienzo del año es la mejor oportunidad para cambiar lo negativo, establecer metas y trazar planes. Se trata de una noche mágica, en la que desde la antigüedad tomaban lugar rituales, conjuros y hechizos para atraer la buena suerte en el año entrante.

El hechizo de buena suerte que os presento aquí tiene sus orígenes en estas tradiciones ancestrales y os permitirá tener un año cargado de éxitos y alegrías. Se trata de un hechizo sencillo pero efectivo que no requiere de elementos mágicos complicados de adquirir, pero os ofrecerá protección y suerte durante todo el año. Si buscáis una guía paso a paso no os  perdáis el vídeo explicativo.


Para ser más efectivo, el hechizo debe realizarse durante el día de San Silvestre, 31 de diciembre y este año será especialmente propicio ya que tendremos luna creciente, que simboliza el nacimiento y el éxito comienzo de nuevos proyectos.

Necesitaremos una hoja de papel lisa, un bolígrafo de tinta roja, al menos dos cabellos de cada una de las personas a las que deseamos que cubra el hechizo de buena suerte y un pañuelo de papel.

En la parte superior del papel, escribiremos en tinta roja y letras mayúsculas las palabras SAN SILVESTRE. En las línea siguiente línea escribiremos el nombre de la persona que realiza el hechizo, seguido en las línea siguientes por el de otras personas a las que queremos que cubra.


Arrugamos el papel ligeramente en un una bola y lo introducimos en un recipiente de cocina de metal o barro. Situamos sobre el los cabellos de las personas cuyos nombres hemos escrito en el papel. No es imprescindible tener cabellos de todas ellas, pero el hechizo de buena suerte será más efectivo en caso de tenerlos.

Llevamos el recipiente a una habitación sin riesgo de incendio (cocina o baño) y prendemos fuego al papel de forma que las llamas alcancen los cabellos que hemos puesto sobre él. Una vez enfriadas, recojamos las cenizas y los restos de cabello en el pañuelo de papel, con el que deberemos hacer un pequeño saquito que envuelva los restos. 


Guardaremos este pañuelo en al fondo de un cajón en el tengamos ropa u otros objetos personales y deberá permanecer allí hasta la noche de San Silvestre del año siguiente. De esta forma garantizaremos buena suerte para nosotros y nuestros seres queridos en este año que empezamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario